Cirujano que más opera en el Perú.

«Dr Julio Atencio, más experiencia, más seguridad, mas confianza»

¡Dile adiós al dolor de manos del Dr. Julio Atencio, especialista en cirugía de Apéndice Laparoscópica!

Rápida Recuperación
Mínima Invasión
No Deja Cicatrices
quiste-hepatico

Explorando los Quistes Hepáticos

Los quistes hepáticos, sacos llenos de líquido que se forman en el hígado, pueden variar desde simples hasta complejos. Vamos a explorar qué son, cómo se desarrollan y las estrategias de manejo disponibles para esta condición.

¿Qué es un Quiste Hepático?

Un quiste hepático es una cavidad llena de líquido que se forma en el hígado. Pueden ser congénitos o adquiridos, y su tamaño puede variar desde pequeños hasta grandes quistes que afectan la función hepática.

  • Congénitos: Algunos quistes hepáticos están presentes desde el nacimiento.
  • Parasitarios: La infección por equinococos puede conducir a la formación de quistes hepáticos.
  • Lesiones o Trauma: Lesiones en el hígado pueden desencadenar la formación de quistes.
  • Dolor Abdominal: Puede ser una señal, especialmente si el quiste crece y ejerce presión.
  • Malestar: Sensación de plenitud o pesadez en la zona abdominal.
  • Complicaciones Graves: Los quistes grandes pueden afectar la función hepática y, en casos raros, romperse, causando hemorragias o infecciones.
  • Imagenología: Ecografías, tomografías y resonancias magnéticas para visualizar y caracterizar los quistes.
  • Marcadores Biológicos: Análisis de sangre para evaluar la función hepática y buscar signos de infección.
Causas y Factores de Riesgo
  • Congénitos: Algunos quistes hepáticos están presentes desde el nacimiento.
  • Parasitarios: La infección por equinococos puede conducir a la formación de quistes hepáticos.
  • Lesiones o Trauma: Lesiones en el hígado pueden desencadenar la formación de quistes.
Síntomas y Complicaciones
  • Dolor Abdominal: Puede ser una señal, especialmente si el quiste crece y ejerce presión.
  • Malestar: Sensación de plenitud o pesadez en la zona abdominal.
  • Complicaciones Graves: Los quistes grandes pueden afectar la función hepática y, en casos raros, romperse, causando hemorragias o infecciones.
Diagnóstico y Evaluación
  • Imagenología: Ecografías, tomografías y resonancias magnéticas para visualizar y caracterizar los quistes.
  • Marcadores Biológicos: Análisis de sangre para evaluar la función hepática y buscar signos de infección.

Procedimiento mínimamente invasivo y de rápida recuperación. ¡Da el primer paso hacia tu bienestar!

Cirugia_de_Vesicula

Ventajas de la Cirugía de Quiste Hidatídico Hepático Laparoscópico

Una de las principales preocupaciones de los pacientes es el dolor postoperatorio y el tiempo de recuperación para reanudar las actividades habituales. La vía laparoscópica aporta ventajas respecto a la vía abierta en este sentido.

Menos dolor postoperatorio inmediato.
Incidencia de dolor crónico más baja.
Vuelta a la actividad física en 1 semana.
Una recuperación más rápida.

Cirugía de Cirugía de Quiste Hidatídico Hepático Laparoscópico

(LO QUE INCLUYE EL PAQUETE Y REQUISITOS PARA OPERARSE)
Lo que Incluye el paquete de cirugía.
Hospitalización 01 Día.
Habitación compartida.
Medicamentos al 100%.
Alimentación
Monitoreo en sala de operaciones.
Control de hospitalización.
Monitores en sala de recuperación.
Honorarios de cirujanos y anestesiólogo.
Son requisitos necesarios para la cirugía. (No incluye)
Consulta Médica.
Exámenes pre operatorios.
Riesgo quirúrgico cardiológico.
Perfil hepático.
Amilasa.
Lipasa.
Rx de tórax.
Ecografia abdominal actualizada.

Preguntas Frecuentes

Es una separación entre los lados derecho e izquierdo del músculo recto mayor del abdomen. Este músculo cubre la superficie frontal de la zona ventral.

Los principales síntomas de diástasis abdominal son:

  • Bulto en el abdomen, arriba o debajo del ombligo, especialmente al levantar algo pesado, agacharse o toser;
  • Flacidez excesiva en la barriga;
  • Debilidad abdominal;
  • Dificultad para levantar objetos o realizar actividades del día a día, como caminar;
  • Dolor durante el contacto íntimo;
  • Dolor lumbar, en la pelvis o en la cadera;
  • Incontinencia urinaria al hacer esfuerzo, como toser o estornudar;
  • Estreñimiento.
    Además, se puede tener una mala postura, sensación de barriga hinchada o sensación de piel gelatinosa.

El distanciamiento de los músculos abdominales puede llegar a los 10 cm de distancia, siendo importante que el médico realice una evaluación clínica e indique el tratamiento adecuado.

Es una cirugía mínimamente invasiva que consiste en realizar 3 pequeñas incisiones menores de un centímetro en la zona abdominal baja sobre el hueso del pubis. Se accede al espacio subcutáneo de la parte baja del abdomen. Se insufla CO2 y e separa la grasa subcutánea de los músculos

En general, la cirugía correctiva de diástasis abdominal se realiza con anestesia general y el tiempo quirúrgico puede oscilar entre 1 y 2 horas, en función de si se realiza sutura muscular simple o doble.